Anulación de matrícula

El Delegado Provincial de la Consejería de Educación, a petición razonada del alumno o de sus representantes legales, si es menor de edad, y previo informe del Servicio de Inspección de Educación, podrá dejar sin efecto, por una sola vez, la matrícula formalizada. La solicitud, dirigida al Delegado Provincial, se presentará antes de finalizar el mes de abril del curso escolar que corresponda, en el centro docente en que el alumno o alumna esté matriculado, adjuntándose la documentación que justifique las circunstancias que imposibilitan su asistencia a clase. La dirección del centro deberá informar dicha solicitud antes de remitirla a la correspondiente Delegación Provincial para su resolución.

La resolución favorable permitirá no considerar la matrícula a los efectos del número máximo de años de permanencia en la enseñanza para la que se ha solicitado anulación de matrícula. En ningún caso, dicha anulación dará derecho a la devolución de las tasas académicas.